Novedades

Mi primer trabajo: ¡Virtual!

CUANDO MIS PADRES Y MIS MAESTROS ME HABLARON DEL MOMENTO EN QUE COMENZARÍA A TRABAJAR, JAMÁS ME DIJERON QUE SERÍA ASÍ. ¿QUIÉN LO PODÍA IMAGINAR? ES QUE SOY Z.

Por: Michelle Portet

SANTO DOMINGO (RD).- Nunca me habría imaginado que iba a finalizar mis estudios universitarios y empezar mi primer trabajo de esta manera. Al graduarme en plena pandemia, mayo 2020, me enfrenté a una serie de desafíos completamente nuevos para todos. Llegó el momento de despedirme de mis maestros y compañeros de la universidad que me apoyaron y me ayudaron a crecer por cuatro años y tuve la suerte de incorporarme a la vida laboral de inmediato. Pero…  de manera virtual.

Llegó el primer día de trabajo y tuve que reunirme con mi jefa y colegas a través de Zoom (sin conocer a nadie del equipo), frente a una cámara, disimular los nervios y la emoción del comienzo. Sin duda fue un reto porque implicaba comunicarse a través de una pantalla sin ninguna interacción humana tradicional. ¿Estaba o no estaba sola? Físicamente, mi habitación sustituía lo que habría imaginado que sería una oficina y en la pantalla de mi computadora había caritas amigables que me daban la bienvenida.

Al principio, fue difícil para mí combatir el aislamiento, ya que siempre trataba de evitar esos momentos de soledad que se presentaban en mi vida. Sin embargo, en este momento sabía que no estaba sola: la Generación Z está ingresando a la fuerza laboral de forma remota.

La única vía que tenía era adaptarme a este nuevo entorno. Pronto, tuve que aprender a hacer todos mis trabajos en el Drive y, en general, adaptarme a las normas rápidamente cambiantes de un lugar de trabajo virtual.

De igual manera, una vez que me sentí cómoda con mis compañeros de trabajo, pude dejar de lado mi miedo y mejorar mis habilidades de comunicación, todo lo cual será beneficioso para mi carrera en marketing.

La pandemia también ha sido una oportunidad para cambiar el diseño del trabajo. Un estudio realizado por la Cámara Americana de Comercio de la República Dominicana  y Deloitte resaltó que antes del COVID-19, el 57% de las empresas encuestadas no tenían teletrabajo; hoy, en cambio, el 59% de los empresarios tiene una alta expectativa en mantener esquemas que supongan teletrabajo y la mitad de las organizaciones proyecta mantener entre un 25%-50% de su fuerza laboral en el trabajo remoto.

El futuro del trabajo es virtual y tendremos que combinar la virtualidad con los esquemas presenciales. Al final, todos de algún modo hemos logrado adaptarnos a esta situación nueva y a este ambiente tecnológico que hemos tenido que afrontar.

Por supuesto que me quedé con el deseo de despedirme de mis compañeros y mis profesores con un abrazo, pero tuve que aprender a expresarles mi agradecimiento y mi cariño de otro modo. Y aprender que la palabra mágica de estos tiempos es, precisamente, “adaptación”. El futuro siempre estará lleno de novedades y cambios. Tenerle miedo no es una opción.

Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter